Lunes, 01 Marzo 2021

Login to your account

Username *
Password *
Remember Me

Forestación: “1 millón de hectáreas a desarrollar” frente a la falta de madera local

“El potencial de la foresto industria en Jujuy en 10 años puede ser tan importante como el del tabaco”, dijo el productor y referente del Centro Forestal Arrayanal, Bertil Kindgard.

Según datos oficiales, el Complejo Foresto Industrial Arrayanal cuenta con una inversión que ronda $142.000.000, apuntando a la generación de 20.000 toneladas anuales de madera en la región. Mentado junto a un “Plan de Negocios Integral para el desarrollo de la actividad maderera en Jujuy”, este centro opera hoy al 50 por ciento de su capacidad.

“No tenemos problema de techo” afirmó Kindgard, quien aseguró que la premisa es que Arrayanal “sea un traccionador de la actividad forestal de Jujuy”. Para ello, indicó que se Inició la forestación de 200 hectáreas, a la par del trabajo en viveros con plantines para bosques nativos. A ello se suma el emprendimiento “Cerro Pereyra”, que busca sustituir el 30 por ciento de la madera que Jujuy importa del NEA, por falta de producción propia que responda a las necesidades de mercado.

“Trabajamos con propuestas del interior, como de China, que necesita de varias materias primas y la idea es semi procesarla en la provincia”, agregó el referente.

“Jujuy tiene 1 millón de hectáreas a desarrollar, de las cuales 400 mil están entre zona amarilla y zona transformada. El potencial de la foresto industria en Jujuy en 10 años puede ser tan importante como el del tabaco”.

A su entender, durante siglos los bosques locales fueron “castigados” con “la explotación de 2 o 3 especies”, cuando “en realidad existen 20 con las cuales se puede trabajar”. A propósito, manifestó que se están “consiguiendo distintas calidades de maderas”, combinando con la “explotación de bosques de la zona de Santa Bárbara”.

“Hay un trabajo enorme sobre una superficie muy grande en Jujuy. Toda la caña de azúcar del Valle de San Francisco son 100 mil hectáreas, de las cuales 50 están cultivadas. Nosotros hablamos de una región de 400 mil hectáreas donde se puede aumentar el crecimiento de madera, la transformación del dióxido de carbono y mucho empleo en la provincia”.

El impulso a la actividad forestal es de largo aliento. Los “créditos puente” y otros beneficios oficiales para el sector generaron expectativas, pero sostener la inversión y otras aristas económicas propias del rubro enmarcan la necesidad de Jujuy desde hace décadas de aumentar la producción y la recuperación de bosques nativos, a los fines de suplir el volumen de maderas provenientes del NEA para abastecer la demanda actual.

Con avance progresivo, el Centro Foresto Industrial Arrayanal, ubicado en Ruta N 34 – km 1200, fue pensado con dos áreas productivas: un aserradero capaz de procesar grandes cantidades de maderas de diferentes especies -hoy subutilizado- y un Vivero modelo, dedicado a la producción de plantines destinados a forestación, abarcando especies talas como Eucaliptus Grandis, Eucaliptus Camaldulensis, Eucaliptus Dunnii, y Eucaliptus Grandis por Camaldulensis.

Valora este artículo
(0 votos)

Facebook