Miércoles, 01 Febrero 2023

El 2022 fue el más seco en Jujuy desde hace 16 años

 

La provincia atravesó en 2022 el año más seco de su historia, pero también controló la situación de los incendios forestales, ya que a la fecha no se registran focos activos y se observa una mejora en las zonas afectadas.

Los grandes incendios que se originaron el año pasado ya fueron extinguidos, es decir, Jujuy pudo controlar los focos ígneos gracias a un arduo trabajo de brigadistas.

"Solo tuvimos el 6 de enero un incendio en Santa Clara de 15 hectáreas, que corresponde a bosques nativos, pero fueron extinguidos por los combatientes de la base de San Pedro ese mismo día. A la mañana siguiente se realizó, naturalmente, el recorrido para garantizar la extinción y que ningún foco secundario haya sobrevivido", arrancó diciendo la ministra de Ambiente y Cambio Climático, María Inés Zigarán.

Sobre el último foco de incendio, la funcionaria resaltó que "es llamativo que en estas fechas se den incendios en bosques nativos porque no suele ocurrir", y sostuvo que "esto da cuenta de una condición de sequía muy importante y que todavía se mantiene, pese al comienzo de precipitaciones".

Jujuy tiene varias estaciones meteorológicas. "Según la base que tenemos en Yuto las precipitaciones del 2022 han sido menores en relación a los últimos 16 años, fue un flojo volumen de precipitaciones y de mayor sequía de la historia. Lo sigue el año 2013 que también fue complicado", señaló la ministra, al tiempo que añadió que "lo que va de estos días del 2023, han caído alrededor de 13 milímetros según esta base, es poco pero está dentro de los rangos habituales".

Estos primeros dos meses serán claves para que no suceda lo de la anterior temporada. "Esperemos que esto se revierta. Lo que estaríamos esperando es que haya un mayor volumen de precipitaciones en lo que queda de enero y cuando llegue febrero, porque si seguimos con estos números para este año vamos a una temporada compleja en incendios forestales porque hay mucho material combustible grueso, es decir, árboles en situación de sequía. Esto representa un grado de riesgo mayor que solo tener material combustible fino disponible", indicó Zigarán.

Aun así aseguró que "no tendremos grandes incendios como fueron en la estación primavera-verano, porque hay algo más de humedad en el suelo y vegetación, son incendios más controlables".

Esta situación se debe también a los brigadistas activos, porque están realizando recorridos por diferentes zonas y se encuentran atentos a un eventual llamado de incendios de pastizales o bosques nativos. "Puede haber pequeños incendios que son controlables rápidamente y no generan grandes impactos", apuntó.

Zigarán también expresó que "hay un cambio de régimen en las precipitaciones, porque ahora son más intensas en un corto período y se detiene, no es una lluvia continua como solía ocurrir en otras temporadas. No hay lluvias que garanticen y resuelvan el problema de estrés hídrico acumulado que tiene nuestro suelo".

La gente debe tomar conciencia puesto que la mayoría de los incendios fue provocada por el ser humano. "Sí creo que hay más conciencia de lo que significan los incendios forestales. Pero hay que seguir profundizando la prevención. Además, estamos gestionando ante Nación sistemas de alerta temprana, como faros de conservación, que nos permitirían un abordaje más rápido del foco ígneo apenas iniciado", aseveró.

En el lugar, opera un equipo técnico de Biodiversidad dispuesto para atender y rescatar a la fauna nativa. Si se ve algún animal nativo desorientado o huyendo, comunicarlo al 388 456-4931. "Los equipos de Bio y del Cafaju siguen con sus trabajos habituales de rescate de fauna", cerró la ministra.

Valora este artículo
(0 votos)

Facebook