Viernes, 24 Mayo 2024
NOA

Ley Ómnibus sin capítulo fiscal: “el precio de estas provincias lo pagan las provincias tabacaleras del norte”

Ante la decisión oficial de retirar de la “Ley Bases” el capítulo fiscal con la modificación de impuestos internos al tabaco, el gobernador de Salta pidió “no ceder ante las presiones e intereses que están en juego”, mientras que la Cámara de Tabaco de Jujuy pidió un “mayor control” de la actividad para no perjudicar la recaudación y el envío de fondos.

En consonancia con el reclamo de la Federación de Productores Tabacaleros de la República Argentina, el mandatario Gustavo Sáenz denunció la influencia de un grupo de diputados que, a su entender, “ignoran las realidades del interior del país”.

Al eliminarse del Capítulo Fiscal la modificación de los Impuestos Internos al Tabaco, “una medida destinada a poner fin a los privilegios de una única empresa”, el gobernador sostiene que las consecuencias “recaen principalmente en las provincias tabacaleras del norte, que han sufrido una pérdida estimada en más de 700 millones de dólares en recaudación del Fondo Especial del Tabaco (FET), afectando a una economía regional que sustenta a más de 200 mil personas y exporta el 80% de su producción”.

“Esta situación tiene un impacto a nivel nacional, con una pérdida anual de 1 billón de dólares en concepto de Impuestos Internos que podrían ser coparticipados entre las 24 jurisdicciones del país y el Tesoro Nacional”.

Sáenz instó “al Presidente y a todos los ciudadanos argentinos” para “no ceder ante las presiones e intereses que están en juego”, promoviendo así “el equilibrio fiscal” y “la justicia económica”.

El pedido es compartido por productores de las 7 provincias tabacaleras en Argentina, a fin que se vuelva a incluir ese apartado en el proyecto tratado en el Congreso Nacional.

En Jujuy, el presidente de la Cámara del Tabaco, Pedro Pascuttini, sostuvo que desde el 2017 el sector viene advirtiendo sobre esta situación. "Hemos llevado a cabo medidas para llamar la atención de los legisladores, de la justicia federal y del gobierno nacional pero no se ha resuelto”, dijo, considerando que tal situación no es positiva “ni para la producción, ni para la Nación, ni mucho menos para las 7 provincias tabacaleras”.

“Esto está menguado notoriamente por empresas como Tabacalera Sarandí, que ya no es una pyme, pero también hay otras que aprovecharon esta anomalía para tributar sólo lo que ellos entienden que deben tributar, amparadas en medidas cautelares que se lo permitieron. Es algo que debe corregirse y nosotros venimos peleando para que eso ocurra y exista un mayor control en la actividad, sobre todo a lo que hace a la venta de los paquetes de cigarrillos”, explicó a AM630.

 “A Jujuy deberían ingresar unos 4.500 millones de pesos, pero ingresan alrededor de 3.000 millones. Es un perjuicio con un daño económico irreversible para los productores tabacaleros de nuestra provincia”.

Valora este artículo
(0 votos)

Facebook